¿Por qué tienes que usar un “champú sólido natural”?

Siempre es un gran beneficio y te lo vamos a contar en este artículo ¿Tu champú habitual te dura poco? ¿Cada dos o tres meses tienes que cambiar de tipo de champú y usar otra marca porque tu cabello se ensucia más? ¿No consigues el adecuado para tu tipo de pelo?

Te vamos a enseñar las grandes ventajas que tiene el usar un champú sólido natural, frente al champú convencional líquido. Sigue leyendo y te sorprenderás.

¿A que nunca habías pensado que el uso de champús sólidos naturales puede proteger nuestro planeta además de nuestro cabello, nuestra salud y nuestro bolsillo?

El champú sólido natural no necesita envases, los puedes comprar con o sin ellos y eso, es lo bueno que tiene. Reduces la cantidad de plásticos al medioambiente; y si lo compras con su cajita, la puedes reutilizar para los siguientes champús que compres y puedes viajar con él en un recipiente cerrado, por lo tanto, ya estás ayudando a eliminar la cantidad de plásticos. Otra ventaja es el transporte, si reducimos los envases, el peso es menor, por lo que se ahorra en: transporte, combustible, menos productos para la producción, y así muchas más cosas en la cadena industrial. Además, nunca nos debemos olvidar, que estamos hablando de productos naturales sin tóxicos, sin parabenos, ni tensioactivos tóxicos y que no están testados en animales.

 ¿Qué es el champú sólido natural y qué características tiene?

Es un jabón realizado generalmente con aceites naturales como el aceite de coco que hidrata y protege el cabello. Aquellos que tienen este ingrediente, poseen también la vitamina E, un poderoso antioxidante que previene el envejecimiento prematuro, y sus proteínas, tienen un efecto reparador y revitalizante, ya que lo protege y lo nutre en profundidad. A diferencias de los champús líquidos convencionales, estos tipos de champús naturales no poseen plásticos, ni siliconas, ni tensioactivos como Lauril y Laurem sullfatos de sodio, ni agentes espumantes como el PEG u otros que perjudican nuestra salud a medio o largo plazo, además de contaminar el medioambiente porque no son biodegradables.

Tenemos que ser muy meticulosos y mirar siempre el INCI, recordamos un artículo nuestro donde explicamos cómo se interpretaban los ingredientes en la parte trasera de los productos que compramos. (https://laurelcosmetics.es/blogs/noticias/descubre-si-los-productos-que-usamos-diariamente-son-toxicos-1)

Otra de las características es el tiempo que dura. Si solo usas el champú sólido y no lo combinas con otros productos, tu cabello dura más tiempo limpio, por lo que no lo lavas tantas veces y reduces la cantidad de uso del champú, a la larga te dura más y proteges más el cuero cabelludo y tu cabello también. Está demostrado que uno de estos champús sólidos puede durar el doble que un champú convencional líquido, es decir, un bote y medio o incluso dos botes.

 

 

¿Es fácil usarlo?

Al principio sí, es necesario pasar unos días para acostumbrarse. Nuestro cabello y nuestro cuero cabelludo están acostumbrados a los champús anteriores que poseían sulfatos y siliconas o parafinas entre otras sustancias. Es necesario tener paciencia y dejar pasar un tiempo para expulsar las toxinas y para que el pelo adquiera el brillo y la grasa natural que posee.

 

¿Cómo aplicar el champú sólido?

Muy fácil, moja la pastilla y tu cabello, lo puedes aplicar directamente o a través de la mano hasta conseguir la espuma deseada. Es recomendable dos lavados, es decir, la primera lavada limpiará lo externo, y la segunda limpiará en profundidad, después es importante aclarar con abundante agua. Si después es necesario una hidratación, dependiendo del largo de tu pelo, te recomendamos utilizar acondicionadores naturales (sólidos o líquidos) o mascarillas sin parafinas, ni PEG, ni siliconas, ya que el propósito es eliminar todas las sustancias químicas o industriales de tu cabello.

Si sigues estos pasos, conseguirás un cabello más natural, más sano, más limpio durante más tiempo, ya que lo estarás acostumbrando a eliminar los componentes que lo engrasan y lo ensucian, además de proteger tu pH.

¿Cuál es el más adecuado para mi tipo de cabello?

Esto es lo que tienes que observar cuando vayas a elegirlo. En primer lugar, tienes que ver sus ingredientes, si tienen productos que pueden perjudicar tu pH, por ejemplo, el componente SLS (Lauril y Laurem sullfatos de sodio), PEG, u otros componentes tóxicos. Nosotros siempre recomendamos aquellos que tienen sulfatos de coco, son los que menos perjudican el cuero cabelludo y las fibras capilares, y son mucho más naturales, además, el aceite de “coco” regenera e hidrata en profundidad. En segundo lugar, tienes que ver qué propiedades tiene, es decir, cuál es la especialidad de ese champú natural: si es de uso frecuente, si es para cabellos secos o castigados, si es para cabello fino o con poco volumen, etc. Y, por último, cómo lo vas a conservar o mantener, es decir, debes tener un lugar determinado para este tipo de champú. Al ser productos naturales, están hechos con aceites que pueden deshacerse con la humedad y puede cambiar el aspecto, tanto el color como la densidad, pero nunca sus propiedades. Por eso, te recomendamos tener una jabonera o un recipiente que esté siempre seco una vez utilizado.

  • El champú sólido de “Coco” es para cabello sensible, fino o castigado y tiende a estar seco.  Está realizado con aceite natural de coco, sin colorantes, ni conservantes. Lo pueden usar tanto adultos como menores, evitando el contacto con los ojos. Protege el pH natural y permite que el cabello elimine todos los plásticos o componentes tóxicos que puedan quedar en las fibras capilares.  Es recomendable para aquellas personas que tienen la piel sensible. También es recomendable el uso de acondicionador o hidratante si así lo precisa, pero siempre desde la mitad del cabello hacia las puntas, de este modo, permitimos que la grasa que produce el cuero cabelludo haga su función de proteger la piel y las fibras capilares de forma natural.

      • El champú de “Chocolate” está indicado para dar más volumen al cabello y, muy recomendado, para aquellas personas que tienen el cabello fino, graso o que se le ensucia muy a menudo, debido a que se queda pegado al cuero cabelludo. Este champú va muy bien, porque una de sus características es limpiar desde la raíz hasta las puntas, dándole más volumen y evitando que se ensucie con la propia grasa que produce el cuero cabelludo. Al igual que el champú de coco, está hecho con aceite de coco y tiene todas las propiedades y funciones que realiza un champú natural, elimina los productos tóxicos que estén en las fibras capilares, y de este modo, permite que poco a poco, el cabello vaya adquiriendo su brillo natural.

       

      • Y, por último, tenemos el champú “Herbal”, este se puede usar para todo tipo de cabellos que necesitan ser lavados habitualmente o con frecuencia. Hidrata y cuida las fibras capilares y como los dos anteriores, también está compuesto por aceite de coco. Al tener todos el mismo componente, todos ellos hidratan y cuidan el cabello, sin ningún tenso activo tóxico o industrial, por lo demás, cuidan y protegen nuestra salud.


          ¿Cuál es su mantenimiento?

          A la hora de usar nuestros “champús sólidos naturales”, es necesario mantenerlos en lugares secos, como hemos mencionado anteriormente, es decir, una vez utilizados, es recomendable dejarlos secar y cerrar su caja, o lugar seco, para evitar que se deshagan. Al ser productos realizados de forma natural y con aceites naturales, tienden a diluirse, por eso siempre aconsejamos que se tenga el envase completamente seco y el champú también después de su uso, de este modo durará mucho más tiempo. 

           

          Desde Láurel Cosmetics queremos ayudarte a elegir el mejor producto y protegerte a ti y a los tuyos.

          Para cualquier consulta recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo info@laurelcosmetics.es

          Dejar un comentario

          Productos deseados

          Tu lista de deseos está vacía