Que el Coronavirus NO te deje sin manos

 A lo largo de la historia el jabón ha tenido un papel muy importante para muchas civilizaciones. Desde la época de los romanos, los galos, los árabes y hasta llegar al siglo XV, la fórmula de los jabones se fue cambiando, y en ese siglo se empezó a utilizar el “aceite de oliva”.

Entonces, si nos remontamos al S. II d.C. el médico romano Galeno, descubrió que el jabón tenía grandes beneficios como: la desinfección de heridas y la prevención de los contagios por bacterias o por virus. Este mismo médico, empezó a recomendarlo, no solo para su uso médico, sino también, para la higiene personal. Desde entonces, los jabones han sido un aliado para el cuidado y la desinfección de nuestra piel y de nuestra salud.

Ahora, estamos viviendo momentos difíciles y debemos ser más conscientes de lo importante que es lavarse muy bien y constantemente las manos; dedicarle el tiempo necesario y hacerlo en profundidad, porque el jabón te puede salvar la vida.

Es verdad que, con los lavados continuos, nuestras manos se están resintiendo, con grietas, heridas y sequedad. Por eso queremos recomendaros los jabones tradicionales, aquellos hechos de forma clásica, natural, sin productos tóxicos, con aceite de oliva y sin SLS, como los hacían nuestras abuelas, ya que protegen el PH, hidratan, desinfectan y cuidan la piel y el medio ambiente.

 

Aquí, os presentamos otros beneficios, que ya os mostramos en otro de nuestros artículos en el blog, sobre nuestros jabones y, así poder recuperar vuestras manos:

 

  1. Son antioxidantes, el aceite de oliva tiene un papel muy importante en la prevención de la continua oxidación que sufrimos diariamente. Esta oxidación es uno de los procesos que influyen en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer de piel. Al poseer las vitaminas A, D, K y E protegen a las células de la oxidación y ayudan eficazmente a los tratamientos de desorden en la piel.
  2. Están libres de parabenos, al ser productos naturales, no se utiliza ningún producto químico ni industrial.     
  3. Protegen el medio ambiente porque son biodegradables y nunca están testados en animales.   
  4. Mantienen el pH y la grasa natural propia de la piel, proporcionando suavidad y elasticidad.
  5. Hidratan y limpian sin secar la piel. 
  6. Estimulan la regeneración celular, por lo que reparan y mantienen las propiedades que tiene la epidermis.
  7. Se usan para todo tipo de pieles (seca, grasa, sensible, atópica, normal, joven o madura)
  8. Muchos de ellos son elaborados con aceites esenciales o aromas naturales que les dan propiedades estimulantes, antisépticas y fungitivas.

¡Ahora mismo, el agua y el jabón son nuestros mejores aliados!

Desde Láurel Cosmetics os deseamos todo lo mejor.

¡Cuidaos mucho y quedaos en casa!

1 comentario

  • Hola buenas tardes quería saber y va bien para psoriasis muchas gracias y un saludo

    Laila

Dejar un comentario

Productos deseados

Tu lista de deseos está vacía