¡Recupera la piel después del verano!

¿Cómo puedes tener una piel sana y saludable tras el verano? 

Después de los paseos por la playa, estar bajo el sol durante horas, el calor, las salidas con la familia y los amigos hasta muy tarde, los viajes realizados… seguro que ha sido un verano mejor de lo que se esperaba, pero la piel se ha quedado afectada por los grandes cambios que se han realizado.

Hábitos que nos estábamos acostumbrados, como comer más tardes de lo habitual, desayunar a media mañana, cenar cerca de las 12 de la noche…

Ahora, con la vuelta a nuestra vida diaria, nuestra rutina, es muy importante reanudar los cuidados necesarios para mejorar nuestra piel y crear un plan de recuperación, es decir, obtener más luminosidad y mantener esos beneficios que nos ha proporcionado el sol en estas vacaciones.

Cómo recuperar la piel después del verano

Nos toca crear los hábitos necesarios que nos ayuden a sentirnos mejor y a cuidarnos en esta época. Necesitamos estar al cien por cien, pero no solo para después del verano, sino para todo el año y el resto de nuestra vida.

A continuación, queremos daros algunos pasos para volver a una rutina diaria y a crear esas pautas que nos harán tener una piel fantástica y una vida saludable:

1️⃣ Mantener una buena alimentación.

Una dieta rica y equilibrada, conseguirá que nuestra piel se recupere de todos los excesos realizados durante la época estival.

Alimentos como las frutas, las verduras frescas e hidratarnos muy bien por dentro y por fuera.

Beber abundante agua, al menos entre dos y tres litros al día, y aplicar lociones o mantecas que hidratan y nutren la piel. Como te vamos a aconsejar más adelante. 

2️⃣ Exfoliarse detenidamente.

Es tan importante la exfoliación en nuestra piel, no solo al inicio del verano (antes de las exposiciones al sol), sino también ahora, que hemos terminado nuestras vacaciones, y mantenerlo durante todo el año.

Es necesario eliminar esas células muertas que provocan la sequedad y las manchas en la dermis.

Siempre recomendamos que se utilicen productos naturales, como:

  • Las cremas exfoliantes, como nuestra exfoliante de manteca de karité (sin conservantes, sin parabenos y sin siliconas) que al mismo tiempo que exfolia, nutre desde las capas más profundas de la epidermis y simpre, sin tapar el poro, lo que le permite respirar y expulsar todas las toxinas que nuestro organismo no necesita.

Si quieres saber más sobre los procesos de la exfoliación, te invitamos a que leas nuestro artículo sobre "los pasos para exfoliar la piel y tenerla más sana y luminosa".

 

exfoliante de manteca de karité frutos rojos
3️⃣ Cuidar nuestras manos y nuestros pies.

Después de esta época, son las partes del cuerpo que pueden estar más dañadas. Las manos, porque están continuamente expuestas al sol y al aire, además de lavarlas continuamente, pueden estar más secas de lo normal.

Recuerda siempre, “hay que hidratarlas muy a menudo”, nosotros aconsejamos nuestra crema de manos de ácido hialurónico y aloe vera, con su fórmula novedosa, consigue que las manos recuperen en poco tiempo un aspecto muy saludable, sin engrasar la piel.

Los pies, pueden estar agrietados y ásperos después de andar con sandalias o chanclas, o haber caminado en piscinas o en playas.

Hay que tener el mismo tratamiento que las manos, también recomendamos una manteca muy especial como “nuestra manteca de karité de frutos rojos”, varias aplicaciones por la noche antes de acostarse durante toda la semana, así, recuperarás la suavidad que tenían. Como ves, algunas rutinas no son muy difíciles de mantener.

crema de manos de ácido hialurónico y jabón de aloe vera

 

4️⃣ Hidrata el cuerpo con lociones o con mantecas naturales.

Siempre durante todo el año, es muy importante tener esta costumbre. Una vez a la semana, una manteca (como nuestra manteca de karité) porque nutre y no tapa los poros de la piel.

Y todos los días, después de la ducha o el baño, una loción corporal suave y ligera, que mantiene la hidratación adecuada que necesita tu piel, por ejemplo, nuestras lociones corporales naturales de lavanda o de rosa mosqueta (con aceite de almendras dulce y aceites esenciales, que las hacen ser más naturales aún), son más ligeras y se absorben muy rápidamente.

Por eso las recomendamos a aquellas personas que tengas la piel más grasa. Y para aquellas personas que tienen la piel más seca, la mejor opción las mantecas, libres de tóxicos, conservantes o siliconas. 


    ¡Ah! Y una cosa muy IMPORTANTE, no dejes de proteger tu piel con protectores solares durante todo el año, recuerda que la piel tiene memoria y hay que cuidarla y protegerla siempre.

    Como ves no es tan complicado. Mantener esta rutina con Cosmética Natural y una buena alimentación e hidratación, conseguirás que la piel tenga la suavidad y la luminosidad que quieres, además de una buena salud.

     

    ¡Cuéntanos en los comentarios!

    ¿Cuáles son tus hábitos de cuidado de tu piel y cabello tras el verano? ¿alguna recomendación adicional que quieras compartir?

    Si crees que puede ayudar a otras personas, te invitamos a que lo compartas.

    Dejar un comentario

    Productos deseados

    Tu lista de deseos está vacía