Consejos para el cabello seco, dañado y maltratado

¿Cómo evitar tener un cabello seco y dañadado?

cabellos seco o dañado

Muchas veces nos quejamos del deterioro que tiene nuestro cabello, especialmente después del verano, aunque también puedo ocurrir durante todo el año.

La mayoría de las veces es debido a nuestros hábitos, ya que no son los adecuados. Desde el cuidado exterior, como también la alimentación, hay que cuidarlos.

Nuestro cabello sufre y aparecen: puntas abiertas y ásperas, rotura de las fibras capilares, color sin brillo, etc.

¿Qué podemos hacer?

Os vamos a dar algunos consejos que os pueden ir muy bien durante todo el año, seguro que notaréis las diferencias si mantenéis estos hábitos:

✅Evitad lavaros el pelo todos los días.

Es cierto, que muchas personas están acostumbradas a lavárselo diariamente, porque lo tienen corto o porque se les ensucia enseguida o, simplemente, por rutina.

Esto, a la larga, es un problema:

  • Le estamos quitando el sebo natural que nuestro cuero cabelludo produce para proteger la fibra capilar, por lo que ya empezamos a secar el cabello.
  • También le estamos alterando el pH, si, además usamos champús cuya composición es ácida o tiene tensoactivos (desengrasantes industriales), ya estamos perjudicando la protección natural.

Intentad peinaros de otro modo, con algún tipo de objeto que pueda variar el aspecto, es decir, usad diademas, pinzas, horquillas, sin estirar demasiado el cabello o que puedan partirlo.

✅No utilicéis el secador o apliquéis demasiado calor.

Evitemos aquellos utensilios que dan calor, como los secadores, las pinzas para rizar el cabello, etc. Es verdad, que en épocas de frío no podemos salir con el pelo mojado, entonces disminuid el calor del secador y no lo acerquéis demasiado al pelo.

No frotéis el cabello cuando lo tengáis mojado, y a la hora de desenredarlo, hacedlo siempre con peine de púas grandes, así no se partirán sus fibras.

✅Proteged el cabello con sombreros, gorras o pañuelos.

Tanto si vais a la playa o a lugares donde hace mucho calor o mucho sol, como si estáis en lugares donde hay mucha sequedad, debido al aire acondicionado, intentad tener humidificadores o espráis para pulverizar el ambiente.

Esto evitará esa sequedad y os irá genial también para la piel. Si trabajáis en lugares así, os recomendamos tener plantas, ya que desprenden humedad y mejorará esa sequedad tan molesta.

✅Protegedlo de productos no naturales

El cloro de las piscinas, aguas que tengan pH muy ácido, e incluso, la sal del mar. También, perjudica mucho lavar o aclar el cabello con agua muy caliente.

En estas ocasiones, os aconsejamos que uséis siempre agua templada para lavarlo y aclararlo. Y cuando hayáis estado en la piscina o en el mar, lavadlo bien con champús naturales e hidratadlo con aceites o acondicionadores naturales.

Recordad, que muchos de estos productos tienen componentes industriales y parecen que nos ayudan, pero el efecto es el contrario ¡Mucho ojo con ellos!

✅Cortad el cabello con frecuencia.

El recortar las puntas ayuda a mejorar el aspecto de nuestro pelo. Aquellas personas que usan tintes, permanentes o productos alisadores, hacen que el aspecto sea mucho más seco, sin brillo, áspero y quebradizo.

Por eso, es recomendable que se corten las puntas (unos 2 cm aproximadamente) cada dos meses. Además, las puntas están más alejadas del cuero cabelludo y el sebo natural nunca llega a ellas, por eso tenemos que dedicarle mayor atención a esta parte.

✅Evitad aquellos peinados que estiran o tensen el cabello.

El uso de gomas elásticas, trenzas, postizos y otros utensilios más, tensan demasiado la fibra capilar y se vuelve mucho más quebradiza y sensible, pierde fuerza y se debilita.

¿Qué resultados conseguimos?

  • Rotura.
  • Caída del cabello.
  • Puntas abiertas.
  • Sequedad.
  • Lavarlo más a menudo, volviendo al punto número uno.

✅Cuidad vuestra alimentación.

Es muy importante lo que comemos, ya que se ve en el interior y en el exterior, por eso mantener una dieta equilibrada, mejora mucho más nuestro aspecto y nuestra salud.
Actualmente mucha gente no quiere comer grasas porque engordan, pero es necesario tomar grasas saludables en proporciones adecuadas, es beneficioso, no solo para nuestro organismo, sino también para nuestro cabello.
Recomendamos alimentos como: almendras y nueces de macadamia, pescados como el salmón y aguacates ¡Son fantásticos para tu salud y tu cabello!

✅Utilizad champús y acondicionadores naturales e hidratantes (Productos de cosmética natural). ¿Qué queremos decir con naturales?

Hay muchos productos que dicen ser naturales, pero que tienen tensoactivos y perjudican la fibra capilar, por ejemplo, el SLS (sodium lauryl solfate), jabón industrial desengrasante que se encuentra en muchos productos de cosmética, especialmente en geles y champús.

Recomendamos siempre productos que no tengan este componente y que se sustituya por el sulfato de coco que es mucho más natural, además de otros aceites o mantecas naturales. Nosotros os recomendamos nuestro champú sólido natural de Coco, porque lleva la vitamina E que hidrata, refuerza y protege el cabello seco en especial.

Si, además le incorporamos un acondicionador natural como nuestro acondicionador sólido de cacao, sin parafinas, sin siliconas, sin parabeno, el resultado es excelente. Más nutrido, más hidratado y con menos roturas.

 champú natural sólido coco

Es cierto que los productos sólidos de cosmética natural son más complejos a la hora de aplicar, pero con el tiempo y la costumbre, no podréis dejar de usarlos.

Son biodegradables, no tienen tóxicos, y protegen el cabello desde el principio, porque ayuda a recuperar el sebo natural del cuero cabelludo y, por tanto, vuelve a tener el pH su propio equilibrio

¡Recomendación! Después del aclarado, aplicar el acondicionador natural de cacao en las puntas y en la mitad de la melena durante 10 mn, con ese tiempo aproximado, el cabello conseguirá la nutrición adecuada.

Acondicionador natural de cacao cabello seco

Otro tipo de hidratación, más de estar por casa, es el aceite de oliva virgen. Antiguamente, ya en la época de los romanos, se utilizaba y les funcionaba muy bien, actualmente se sigue utilizando, pero con la cantidad adecuada, ya que podemos provocar un exceso de sebo, y más que ayudar, puede empeorar y crear grasa donde no queremos.

Como ya sabemos, el aceite de oliva virgen posee la vitamina E y ácido oleico que hidrata, refuerza, nutre y protege de roturas. Entonces, unas cuantas gotas en las puntas durante 20 mn, le vendrá de maravilla, a continuación, lavamos con el champú sólido natural de coco y con el acondicionador de cacao, y los resultados serán fantásticos.

 

Esperamos haber podido ayudaros y que la vuelta del verano no sea tan perjudicial para nuestro cabello.

¡Cuéntanos en los comentarios!

Si crees que puede ayudar a otras personas, te invitamos a que lo compartas.

 

Invitación a suscripción

 

Dejar un comentario

Productos deseados

Tu lista de deseos está vacía