5 pasos para evitar los pásticos

¿Estamos cansados de ver cada vez más plásticos por todas partes? ¿Nos duele ver cómo muchos animales se encuentran enganchados en esas trampas en el mar? ¿Podemos hacer algo para evitarlo?

Nosotros creemos que sí...

Entre todos, si nos concienciamos y hacemos un poco todos los días, evitaremos mucho daño a los animales, a la naturaleza y por ende, a nosotros mismos. Reducir el impacto medioambiental en el planeta nos ayudará a todos ¿Cómo? A continuación, os presentamos algunas cosas que podemos hacer:

  1. Evitar los plásticos y utilizar productos naturales. Comprar a granel o productos envasados con papel reciclado o envases que se puedan reutilizar. Este es uno de nuestros lemas, con un jabón y un champú sólido, más una crema corporal natural hidratante, solo tienes un envase que lo podrás reutilizar para llevar agua o cualquier producto líquido en cualquier momento en tu bolso o en tu mochila.
  2. Evitar productos que lleven componentes plásticos. Hay muchos productos que los llevan como por ejemplo “PEG” (Polietileglicol), un ingrediente procedente del petróleo; es un carcinógeno que lo que hace, es reducir la humedad de la piel, ¿cómo lo hace?, muy fácil, tapa los poros evitando que respire y las reservas de agua que tiene nuestra piel las va gastando poco a poco hasta perderlas y esto provoca el envejecimiento prematuro, de este modo, nos deja vulnerables ante las bacterias.Jabón de aceite de oliva y manteca de karité
  3. Revisar nuestros productos de limpieza, tanto para nosotros, como para nuestro hogar y evitar la sustancia “Sodium Laureth Sulfate o Sodium Lauryl Sulfate”, lo podéis encontrar con sus iniciales SLS. Esta sustancia se usa en muchos productos tanto de higiene personal (champús, geles, jabones…) como en los productos de limpieza de nuestras casas. Pero ¿Qué es? Es un detergente industrial que produce espuma, en muchas fábricas lo utilizan para desengrasar los motores de las máquinas. Actualmente se encuentra en estos productos, que os hemos comentado anteriormente, porque es más barato y produce la espuma deseada. ¿Cuáles son sus efectos? al ser un desengrasante, elimina toda la grasa que produce nuestro cuerpo, esa grasa necesaria que nos protege de todas esas bacterias y que nos ayuda a mantener la piel en perfectas condiciones. Al quitar esa protección, nuestro Ph se pierde y nos deja vulnerables, una vez más, a cualquier tipo de bacteria. Si hacemos un uso prolongado de este producto, a la larga tiene efectos cancerígenos, por lo tanto, tenemos que estar muy alertas a este componente. El mayor problema que hay, es que está en todos los productos que usamos en nuestra higiene personal. Cambiemos rápidamente este uso ¡Invirtamos en salud! hay productos naturales que nos hacen el mismo servicio, dándonos salud y cuidando al medio ambiente, ya que son biodegradables y no testados en animales. Por ejemplo:  los jabones de aceite de oliva, que son hechos como los que hacían nuestras abuelas, los champús sólidos, que tienen el sulfato de coco mucho más natural, o aquellos que usan aceites naturales y glicerinas de origen vegetal, lociones corporales sin parafinas o parabenos, con aceites de almendra, aceite de oliva o manteca de karité, hidratan de forma natural y mantienen la protección en nuestra piel.
  4. Lociones corporales naturales
  5. Observar que nuestros productos tengan glicerinas vegetales y no animales. La glicerina ayuda a hidratar, a mejora el aspecto de la piel y respeta el pH. Esta la podemos encontrar en cremas de belleza y también en jabones.
  6. Controlar que en nuestras cremas o productos de aseo personal no esté el componente “Paraffinum Liquidum” ¿Por qué?, es un aceite mineral extraído del petróleo, por su hidratación se encuentra en productos como: cremas, champús, geles, aceites corporales, pastas de dientes… al ser un producto más económico para hacer este tipo de productos, se usa continuamente, y os preguntaréis, ¿qué es lo que hace?, pues a simple vista nos deja la piel muy hidratada, suave y con muy buen aspecto, pero nada que ver con la realidad. Tapa los poros y nos reduce la cantidad de agua de nuestra piel, lo que provoca deshidratación y envejecimiento en la piel, ya que evita que se expulsen las toxinas a través del sudor y estas se queden dentro, produciendo males mayores.  Aunque no nos demos cuenta, sufrimos esa sequedad, nos volvemos a poner la crema y repetimos el ciclo, más deshidratación, más nos ponemos este producto y más nos perjudicamos.  

  

Con estos cinco puntos, evitaremos los usos de los plásticos, tanto para empaquetar nuestros productos, como para introducirlos en nuestro organismo. De este modo, ayudaremos a los animales para que no testen en ellos y no sufran en su medio ambiente; ayudaremos a la naturaleza, porque no dejaremos tantos residuos en las basuras y en las aguas, y por último, nos ayudaremos a nosotros mismos, porque tendremos  una salud inmejorable y haremos que nuestro planeta sea un lugar mejor.  

¡Desde Láurel Cosmetics os animamos a que sigáis protegiendo lo que más queremos!

 

¡Cuéntanos en los comentarios!

Si crees que puede ayudar a otras personas, te invitamos a que lo compartas.

 

 

1 comentario

  • Me gustaría tener más conocimiento de vuestros productos, saber lo que contienen, los precios…

    Carme Romeu Andres

Dejar un comentario

Productos deseados

Tu lista de deseos está vacía