¿De dónde procede "El Jabón"?

¿Cuál es el origen del jabón?

En nuestra investigación hemos descubierto que su origen no está muy claro. Hay muchas teorías que hablan sobre sus inicios pero hay muchas contrariedades. Durante la historia, muchos pueblos se han atribuido la creación del jabón, pero no hay nada establecido. Hay una leyenda que afirma su descubrimiento en Italia. En el Monte Sapo, próximo a Roma. Allí se realizaban sacrificios de animales de carácter ceremonial y, en el mismo lugar, se hacían fuegos para las ceremonias. Cuando llovía, el agua mezclaba la grasa de los animales con las cenizas de los fuegos y se depositaban en la base del monte. Según dicen, los esclavos iban a aquellas aguas a lavar las ropas de sus amos porque limpiaban mucho mejor, poco a poco fueron descubriendo cómo se producía y empezaron a hacer el jabón.
Otras leyendas atribuyen que fueron los "galos" los que crearon "el jabón". Lo curioso de todo es que los griegos y los romanos no utilizaban los jabones para la limpieza o el aseo corporal, sino que utilizaban otras técnicas, por ejemplo, la del exudado en ambiente caliente y después, se untaban el cuerpo con aceites, y aveces, se los mezclaban con arena que les servía de exfoliante, para después, aclararse con los baños de agua. Pero será el médico Galeno, en el S. II d. C. el que al conocer las propiedades del jabón, (la desinfección de heridas), lo empezó a recomendar también para la higiene personal.
Es cierto, que los romanos fueron grandes fabricantes de jabón, pero con la caía de su imperio, el Occidente europeo perdió la técnica de la elaboración de jabones. Los árabes siguieron investigando sobre ello y crearon sus producciones de jabón en Síria.
A partir de los siglos VIII y IX, la zona del Mediterráneo, especialmente (Venecia, Génova, Marsella y Sabona) empezó a destacar en la producción del jabón, y ya en el siglo XV, fue cuando los jabones se elaboraron con aceite de oliva. Este nuevo ingrediente, se extendió por toda Europa. Estos jabones se convirtieron en "los jabones por excelencia" para el cuidado personal.
Este jabón fue el iniciador de los jabones actuales.

Actualmente podemos encontrar grandes variedades: desde los jabones de Castilla, los de Alepo, los de Karité, los de Rosa Mosqueta, los de Lavanda, entre otros... hasta los realizados con glicerina de origen vegetal.  

¡Desde Láurel Cosmetics os animamos a que utilicéis estos tipos de jabones para hidratar y cuidar vuestro cuerpo! ¡Notaréis la diferencia!

Esther Jiménez Luna

¡Conoce nuestro productos! ¡Pincha aquí!

Dejar un comentario

Productos deseados

Tu lista de deseos está vacía