Crea tu propio spa en casa

Esther Jiménez

Spa en casa

 

Llevamos días de estrés con actividades que hemos hecho en los últimos días sin parar, ahora es el mejor momento para pensar en nosotros, mimarnos y relajarnos.

Es cierto que nuestra mente nos juega muy malas pasadas y cuando necesitamos ese tiempo, al momento empezamos a darle vueltas a la cabeza y nos decimos: no tengo tiempo, hoy no, tengo muchas cosas que hacer, para qué voy a hacerlo, mañana lo hago y mil frases más.

Elige un día en el calendario, igual que vas al dentista, ya tienes la cita y no puedes perderla. Oblígate a tomarlo como una rutina, todos los días te levantas, desayunas, te preparas para ir al trabajo, vuelves a casa, comes, haces ejercicios o sigues trabajando, estas son nuestras rutinas diarias y ya las tenemos asumidas.

Llegó el momento de pararse y crear otra rutina para este nuevo año. Puede ser una vez a la semana, tampoco es tanto. Si te paras a pensar en tu cuerpo, tu piel es el órgano más grande que tienes y es la que te protege del exterior, ¿por qué no le vas a dar un par de horas a la semana?

Yo me lo he propuesto y desde que lo hago, me siento muy bien conmigo misma. Para mí, ya no es un simple relax en el baño, o en el cuarto, es mi momento para hacer lo que quiero, al mismo tiempo que me relajo, medito y dejo mi mente descansar. En mi opinión, es una muy buena terapia para nuestro propio “yo".

Por eso, Láurel Cosmetics te recomienda las siguientes actividades para tener un momento para ti, aunque las puedes adaptar según tus gustos y preferencias

  1. Escucha la música que más te gusta.
  2. Ve alguna película que estabas deseando.
  3. Lee un libro, el que te han regalado o el que te has comprado hace poco o aquel, que querías leer y no tenías tiempo.
  4. Cocina algo rico y especial, cuidarse por dentro y por fuera hará que te sientas genial.
  5. Ten tu propio spa en casa.

Lo importante es darnos el mejor mimo y el tiempo para recuperar energías físicas y psíquicas, para enfrentarnos a este nuevo año y a nuestro día a día.

Ahora, nos vamos a centrar más en el último punto, tener tu propio spa en casa.

¿Cómo puedes tener un día de spa en casa con cosmética natural?

Aunque parece difícil y complicado, no lo es tanto. Te vamos a ayudar a prepararlo paso a paso. Un día especial para relajarse y disfrutar de ti misma:

Paso 1. Prepara el lugar y el ambiente

Elige una habitación adecuada, puedes utilizar tu cuarto o el cuarto de baño. Selecciona velas o incienso aromáticos. Ponte música relajante que te guste y utiliza ropa cómoda. Prepara una cinta para el pelo, por si no lo quieres manchar o mojar y una toalla suave para secar.

Paso 2. Limpia tu piel suavemente.

Para limpiar y quitar los restos de maquillaje o toxinas que el propio cuerpo expulsa, te recomendamos que utilices jabones naturales que protegen y cuidan el pH. Puedes utilizar aquellos que tienen como ingrediente base el aceite de oliva, porque desinfectan, regeneran y nutren al mismo tiempo. Son mucho más delicados con el sebo natural y la piel se mantiene más hidratada por más tiempo. Después aclara con agua caliente o templada, según tu gusto.

Como jabones naturales artesanos nutritivo e hidratantes, te recomendamos nuestros 5 jabones de aceite de oliva que te mostramos a continuación. Cualquiera de ellos te puede ir muy bien. Puedes ir a la colección de jabones Láurel Cosmétics y te explicamos las características de cada uno.

Paso 3. Sumérgete en agua caliente, te ayudará a relajarte y eliminas el estrés y los nervios.

Llena tu bañera con agua caliente y sumerge una bomba de baño aromática o si tienes sales de baño terapéuticas también te pueden servir. Siempre recomendamos que los productos que se utilicen en el agua sean biodegradables, sin tóxicos y los más hidratantes posibles, ya que, de este modo, cuidamos nuestra salud y el medio ambiente.

Aquí te presentamos nuestras bombas de baño, relajantes, nutritivas y naturales. Tan aromáticas que no te hace falta poner incienso en el cuarto de baño, con su perfume ya es suficiente.

Paso 4. Exfolia tu piel suavemente.

Cuando exfolias tu piel, limpias de impurezas y de células muertas la superficie, dejándola que traspire y tenga un aspecto más saludable y con brillo.

 Para esta fase, puedes utilizar guantes exfoliantes de crin, bolsitas exfoliantes naturales de yute o exfoliantes en crema que al mismo tiempo que eliminan las impurezas, nutren e hidratan la piel, como nuestro exfoliante de manteca de karité. Hecho con ingredientes naturales como la manteca de karité y el azúcar. Al no tener gránulos artificiales, limpia la epidermis sin dañarla y es biodegradable.

Aquí te presentamos nuestros exfoliantes Láurel Cosmetics.

Paso 5. Relájate y disfruta durante unos minutos.

Deja los aromas y los componentes nutritivos que hagan su trabajo durante este tiempo. Cierra los ojos y disfruta.

Paso 6. Lava tu cabello.

Si quieres terminar con la limpieza de tu cabello, también puedes aprovechar este momento. Te recomendamos que utilices champús suaves, naturales y que no tengan tensoactivos, porque cuidan las fibras capilares y no son tan agresivos con tu cabello ni con tu cuero cabelludo. 

Te presentamos tres tipos de champús sólidos naturales sin SLS, hechos con el aceite de coco que cuida en profundidad, da brillo, suavidad y limpieza por mucho tiempo.

  • Champú sólido Coco: indicado para cabellos sensibles, finos y pieles sensibles.
  • Champú sólido Chocolate: indicado para cabellos grasos o con poco volumen.
  • Champú sólido Herbal: indicado para cabellos cortos, normales o de uso diario.

Después puedes hidratarlos con acondicionadores o mascarillas naturales, ya que si has utilizado un champú sin tóxicos tienes que seguir utilizando productos que no lo lleven, así tu cabello va recuperando su propio brillo, nutrición y suavidad.

Paso 7. Seca suavemente tu piel y tu cabello.

Es muy importante que no frotes ni la piel ni tu cabello. El objetivo es quitar la humedad sin dañar las células nuevas y ni tampoco las fibras capilares.

Siempre recomendamos que se haga con pequeños golpes en la piel, y en el cabello, rodearlo con una toalla y dejarlo enrollado por unos minutos para que elimine la mayor cantidad de agua. Luego después, dejarlo secar al aire, aunque haga frío en esta época del año, es mejor que utilizar secadores, porque lo resecan y lo dañan más.

Paso 8. Hidrata y nutre tu piel.

Este es tu último paso spa en casa. Elige una crema o loción corporal, cualquiera de las dos puede ir bien, pero siempre que sean naturales. Si no sabes la diferencia entre crema, loción y manteca, te invitamos a que leas uno de nuestros artículos donde explicamos las diferencias y puedes elegir cuál de ellas te puede ir mejor.

Pero recuerda que no tapen el poro de la piel, muchas cremas y lociones tienen componente procedentes del petróleo como la parafina o los parabenos que tapan el poro de la piel y no la dejan traspirar, por lo que adsorbe la propia humedad que tiene nuestra epidermis, y a la larga, pierde elasticidad y acelera el envejecimiento.

Nosotros te recomendamos estas dos lociones corporales ligeras, naturales y nutritivas. La loción de lavanda y la loción de rosa mosqueta, ambas hechas con aceite de almendras dulce y con aceites naturales como la lavanda y la rosa mosqueta.

 

Esperamos que te hayamos ayudado a crear tu propio spa en casa y desde aquí te animamos a que lo tengas como rutina. Cuidarse cuesta poco y los resultados son maravillosos, porque ayudas a tu salud y a la salud de nuestro planeta.

 

Si crees que puede ayudar a otras personas, te invitamos a que lo compartas y nos cuentes tus resultados.

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Productos deseados

Tu lista de deseos está vacía